LA TROMPETISTA DE FALOPIO: EL TERRIBLE CASO DEL PRÓFUGO EN CASA



EL TERRIBLE CASO DEL PRÓFUGO EN CASA

Esta historia ocurrió hace dos millones de años, cuando usaba copete y en la escuela me apodaban “Pequilla.” Solía acercarme a los bichos pegajosos, ojimúltiples, alados, orejilargos, escamosos, culebreantes y peludos. Veracruz, Guerrero y la casa de mis chilangos abuelos, ahí me daba vuelo atrapando toda clase de insectos. En mi casa jugaba las cosas que pueden jugarse en el asfalto y en un pedacito de pasto; casi nunca pasaba frente mío algo distinto de una mosca o de una araña. Pero un día, jugando en el patio me encontré con cierto ser inverosímil. No era hormiga, pero se parecía. Naranja, acorazado y con ojos de chino. Era tan feo que decidí llevarlo en un frasco a mi habitación.
Subo las escaleras, llego al departamento, muestro el hallazgo a mis padres y me dicen nanay, déjalo donde lo encontraste que puede escaparse aquí dentro. Profetas. Claro que no obedecí, claro que minutos más tarde cayó el frasco, se abrió la tapa y el bicho corrió a esconderse bajo mi cama. Por primera vez sentí que iba a desmayarme. Con mi cara de cirio salí a decir ya se escapó. Mi madre tomó a nuestra perrita ratonera en brazos, presurosa se encerró en un cuarto y dijo háganse bolas ustedes. Como si el prófugo no fuese un stenopelmatus fuscus, sino un asesino serial de mamás o un alien o un monstruo verrugoso.
Qué operativo, mi alma, qué operativo tuvimos que llevar a cabo mi padre y yo. Buscamos al prófugo, lo succionamos con la aspiradora, lo sacamos a empellones del tubo aspirador, lo pisamos, re pisamos y no se moría. Los "cara de ñiño" o "grillos de Jerusalén" son duros como cáscara de nuez. Bueno, para ser franca, yo no participé activamente en el operativo de papá, sólo fui un apoyo moral, pues mordiéndome las uñas dije una y otra vez no lo vuelvo a hacer.
« Home | Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »

22 Comments:

At 1:23 p. m., Blogger Esponjita said...

¿Acaso los cara de niños son venenosísimos?
Supongo que el terror que le causó a su mamá tan espantoso y anaranjado bicho tiene algún sustento científico...
Por mi parte yo no dormí dos o tres noches después de que un amiguito perverso amenazó con aventarlo debajo de mi puerta...

 
At 10:41 a. m., Blogger Cerillo said...

Busqué el bicho y es el mismo o parecido al que cabalga el caballero de la ilustración, pero en mas pequeño.

 
At 10:41 a. m., Blogger Cerillo said...

Busqué el bicho y es el mismo o parecido al que cabalga el caballero de la ilustración, pero en mas pequeño.

 
At 10:42 a. m., Blogger Cerillo said...

lo doblé

 
At 10:42 a. m., Blogger Cerillo said...

lo tripliqué

 
At 10:42 a. m., Blogger Cerillo said...

ya paro

 
At 10:43 a. m., Blogger Cerillo said...

bórralo eh

 
At 12:28 p. m., Blogger La hormiguita said...

Y no dices si cumpliste o no tu promesa.

Lo que tengo claro es que, algunas veces, los peores son los bichos de dos patas...

Abrazos

 
At 2:05 p. m., Blogger fgiucich said...

Interesante experiencia. Si uno no las vive, còmo las cuenta. Abrazos.

 
At 12:41 a. m., Anonymous Anónimo said...

wow! de niña yo también agarraba insectos extraños, incluyendo arañas.

 
At 7:32 a. m., Anonymous Anónimo said...

Me dan miedo los bichos. En verdad es FOBIA, así mal plan. Debo a cucarachas, mariposas y lagartijas muchas de mis noches sin dormir, mis papás tampoco dormían tratando de encontrar al prófugo en mi habitación, así que no fuí de las niñas que atrapaban insectos... ah pero eso sí: no temo a los ratones! =)

Saludos!

 
At 9:29 a. m., Blogger Trompetista de Falopio said...

ESPONJITA: el asunto de la picadura es un misterio. Yo he escuchado quien dice que pooooota si te pica un cara de niño te salen ámpulas y se te cae la carne y etece. Sin embargo, una profesora de biología me juró que esos bichos no son venenosos. De cualquier manera, la huida de mi madre se debió a motivos estéticos: el prófugo le pareció horripilante.
CERILLO MULTIPLICADO: es horrible ¿no? Pues figúrese que el que se escapó en mi casa era del tamaño que puede verse en la ilustración. El señor montado es mi padre. Saludos.
HORMIGUITA: créeme que cumplí la promesa. Respecto de lo otro, no en vano Paquita la del barrio canta "rrrrata de dos patas, sucia sabandija tiodio y te despreciooo."
FGIUCICH: eso sí que ni que. Tengo un amplio anécdotario de experiencias con bichos. Saludos.
DIANA: a mí me caen bien las arañas, pero nomás esas gorditas con patas cortas.
COFFEE GIRL: yo tampoco le tengo miedo a los ratones, pero muéstreme una araña patona y saldré despavorida. Saludos.

 
At 5:47 p. m., Anonymous Anónimo said...

el cuero cabezudo said...

Era tan feo que decidí llevarlo en un frasco a mi habitación...

Feos embotellados: están de suerte; bellos libres: absténganse... ¡Ah! Hablas de bichos y otras horripicosas reptantes, ¿verdad? Bueno, ocasionalmente es divertido sacar los enunciados de contexto, para que les dé el sol... Saludos

 
At 9:11 p. m., Anonymous Anónimo said...

Como podrá darse cuenta, es visita de doctor -muchas gracias por la palabras terapeuticas, necesitaba un par de cachetadas-.

Yo también era bichofílica cuando era un moco, pero se me quitó cuando las pinches cucarachas me atacaron en 3 ocasiones!!!! Las tres veces fueron cucarachas del tamaño de una patineta, con pelos puntiagudos que se me incrustaban en la piel, y ya mejor no sigo con las anécdotas porque comienzo a psicotizarme... el punto es que, me alegro profundamente que se le haya quitado esa maña, por que sólo acarrean puras fobias.

Saludos apapachadores...

 
At 7:42 a. m., Anonymous flippant! said...

flippant!

 
At 3:16 p. m., Blogger ka! said...

Désos decían en mi tierra (oaxs) q eran venenosos..ya de grande leí que no..pero igual la neta son chidos!..sludos!

 
At 9:25 a. m., Blogger Trompetista de Falopio said...

CUERO CABEZUDO: cuando escribí la frase también pensé que no pierde sentido en otros contextos, pero oigaaaaa, no creí que me fuera a balconear ansina. Menos mal que no dije "era tan feo que decidí llevarlo a mi cama." Saludos mil.
NINFA VOYEUR: jajajajajajajajojojojojo, no, las cucarachas no atacan, quizás tienes un síndrome como el mío: yo aseguro que las arañas me siguen, que me molestan intencionalmente. Tienes razón, la bicho filia produce trastornos a largo plazo.
FLIPPANT!: ¿ajá?
KAROLO: sí, es común escuchar ques venenoso. Difícil creer que algo tan feo sea inofensivo. Saludos.

 
At 8:24 p. m., Blogger Sirena said...

Livi: Cuando leí donde Nuez algo de un tal "cara de niño" pues me quedé pensando que era una invención literaria... no pensé que existiera semejante alimaña... ¿Cómo es que les dicen así?

 
At 10:51 p. m., Anonymous Anónimo said...

Hola, hace tiempo vengo leyendo tu blog, me gusta, has de saber que en mi casa era defensor de tales animalitos, a mi me parecen bellos, inclusive llegué a coleccionar algunos (que no supe cuidar y perecieron), uno que me dio mucha curiosidad tenía la pancita a rayas, negras y blancas, no he vuelto a ver alguno así. Saludos.

p.s. Alguna vez recuerdo que alguien escribió algo sobre un cuarto chino, yo me se el cuento ese, pero ahora por falta de tiempo y ganas de dormir, no lo pongo, después si te interesa lo comento (jajaja, me acordé por los "ojos de chino" de tu insecto amigo-prófugo-aspirado.

 
At 5:42 p. m., Blogger Trompetista de Falopio said...

SIRENA: pues vea usted que sí existen. Supongo que les llaman así porque tienen cara humana, aunque no les veo lo infantil. Saludos mil.
ANÓNIMO: No lo puedo creer ¿los veía a través de un frasco? ¿O tocaba sus cuerpos anaranjados y duros? Espero que cuando se despabile me cuente lo del cuarto chino.

 
At 10:01 p. m., Blogger Mutilator said...

yo jamás he visto en la vida un cara de niño, supongo que deben ser feos, recuerdo que una vez una compañera de la primaria se puso a llorar porque uno de esos bichos la esustó, decía que son lo mas feo de este mundo ..quien sabe.

oye una preguntilla sobre el titulo del blog..¿como le puedo eter un logo como el tuyo al mio?

 
At 2:38 p. m., Anonymous ICA said...

Al perro de mi hermana le picó un cara de niño y se inchó durísimo el perro, lo tivieron que llevar al veterinario que lo inyectó porque también se le estaba cerrando la garganta y no podía respirar, por poco y se les muere el perrito.

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo