LA TROMPETISTA DE FALOPIO: ACONTECIMIENTO



ACONTECIMIENTO

Un buen día germina el deseo de que algo hermoso acontezca. Si las posibilidades son nulas, uno entristece; resignado renuncia a la espera, con la manga del suéter se limpia los mocos y sigue su camino. Sin embargo, más fácil es arrancar un crecido baobab que un deseo; éste no muere, sólo queda adentro adormecido. Pasan semanas, meses, años. El tiempo anda a zancadas, uno se mira al espejo con su vestido de estreno, con sus afanes nuevos. A saber por qué azares, sorpresa, ocurre aquel suceso cuando ya no se le espera. En la alborada me cuenta el cuento del renacuajo Salterio, qué risa de doblar, qué tonto de pacotilla. Se despabila el deseo antes durmiente, extiende sus bracitos. Algo hermoso acontece, sin dolencias ni futuro, pues hay instantes que se bastan y se exceden a sí mismos.
***
Nota aparte: el saldo de la fiesta es un sillón y librero con quemadura de cigarro, así como rayas grises en una pared. Fueron encontradas más de cien botellas vacías, ah pero qué buen jelengue, el Santo, el Cavernario, Blue demon y el Bull dog, el Santo, el Cavernario...
« Home | Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »

17 Comments:

At 7:12 p. m., Blogger Esponjita said...

Bueno, inaugurando esta lista de comentarios, comento...

Creo que a final de cuentas el deseo si pasa... digo, eso ocurre el 99% de las veces. Uno descubre con desgano que ya pasó... ¿y ahora para qué? se pregunta uno.

Pero a veces uno se sorprende así mismo al descubri eso tan bonito que dijo: "el deso extiende sus manitas".
Bienaventurados aquellos que saben esperar, porque serán saciados...

Disfrútelo mucho.

Otra cosa: lo del vestido y los afanes nuevos también me parece una linda imagen, muy bonita metáfora.

la esponja des-esperando

 
At 11:55 a. m., Blogger Gilmar Ayala said...

Un buen día germina el deseo de que algo hermoso acontezca. Si las posibilidades son nulas, uno entristece; resignado renuncia a la espera, con la manga del suéter se limpia los mocos y sigue su camino.

Joven chilangotlalpeña, este post sí me ha gustado: matarilerilerón, sobre todo la imagen que he transcrito en la parte superior de este comentario. La esperanza es quizá el motor principal del ser humano. ¡Enhorabuena por tu texto!

 
At 4:41 p. m., Blogger Kobernein said...

Yo concuerdo conque el deseo surge cuando uno menos se lo espera. Incluso sale de donde uno menos se lo espera.

 
At 4:41 p. m., Blogger abad said...

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

 
At 1:11 a. m., Blogger bandala said...

Yo quiero detalles, no metáforas!!!

Saludos desde el tugurio xochimilca de las capuchinas-moka del Divino Verbo.

 
At 10:51 a. m., Anonymous el cuero cabezudo said...

...más fácil es arrancar un crecido baobab que un deseo...

Es que para arrancar un retoño de baobab hace falta sólo fuerza, mientras que un deseo es como la mandrágora, que llora cuando se le corta (eso dicen: a mí no me consta...); a veces uno mismo llora con esos arranques (¿o arrancamientos?).

Yo me quedo (aquí) con los bracitos metafóricos del deseo dormido... Qué bella imagen...

No le mando esta vez un abrazo, porque puede ser mal interpretado. Un saludo afectuoso, nada más.

 
At 2:52 p. m., Anonymous Anónimo said...

Dicen que tienes veneno en la piel, y que estás hecha de plástico fino, dicen que tienes un tacto divino y quien te toca se queda con él ¿Es cierto?

 
At 11:28 p. m., Blogger Royal Majesty Queque said...

Queremos Pachanga, oh sí.

Pa
Chan
Ga!!!
No puedes decir fiesta sin...ah... FI!

jajajaja

Saludines Livi! Ya como que tengo tiempo de leer todos tus posts en los que me he atrasado de leerte, espero ansiosa a que me hagas el exámen, prometo ir bien preparada! :D

Saludines y todas las cosas que implican un saludo de a deveras.

 
At 3:28 a. m., Blogger Cerillo said...

Ay…….según que deseos cuando acontecen no resultan como lo imaginado. Aunque si a tan largo me lo pone igual ya no pueden considerarse deseos sino sorpresas y estas si que encantan. Viva los deseos sorpresa.

 
At 3:13 p. m., Blogger Hieródula Incrédula said...

Qué bonito post. Ya me hizo llorar y por eso comento.

Besos y abrazos para usted.

 
At 8:33 p. m., Blogger Janik said...

ea!!! si llegue bien livi-tripi.. jejeje te quiero mucho eres bien chida!!! ademas , pese a que me hice calabacita temprano, la fiesta estuvo bieen chidaaa... nadie murio aventado del barranco? saludos chica yeye!

 
At 9:12 p. m., Blogger Lidia said...

Vaya, por lo menos puedo decir con toda seguridad que no tuve nada que ver con esos desastres.
LO siento... mucho.
Pero habrá café y Scrabble.

Saludos

 
At 9:44 p. m., Blogger Carlos said...

creo que yo estuve pedillo en tu casa. pedillo como vivillo... vivillo como castillo... castillo zorrillo bolillo!!
sí, bueno.

 
At 11:53 p. m., Blogger No soy nadA said...

te invito al juego.
visita mi blog.

 
At 5:17 p. m., Blogger Trompetista de Falopio said...

ESPONJITA: qué gusto que le gustó. En cuanto a la imagen de los brazos, yo la escribí pensando en el deseo que se despereza, pero si hay otras interpretaciones, tanto mejor. Saludos.
GILMAR AYALA: qué chido que le latió. No sé si la esperanza mueva mucho, pero el deseo mueve a montones.
KOBERNEIN: sí, sale así, de pronto, pum.
ABAD: Qué alegría que comente usted aquí. Gracias por el cumplido, aunque me quedó grande. ¿Sabe? Me hubiera gustado verla en mi fiesta, pero ya ve cómo es su merced.
BANDALA: ja, vayamos por una café ¿no?
CUERO: sí, cuando se le quiere arrancar, llora el deseo como la mandrágora y llora uno también. Gracias por el abrazo no enviado. Saludos.
ANÓNIMO: si acaso, soy venenosa.

 
At 5:26 p. m., Blogger Trompetista de Falopio said...

ELSA: ash soy un asco, no te invité, se me van las de Heidi. Jajajajaja ¿examen? Naaaah jajajaja.
CERILLO: sí sí deseos sorpresa, me gusta.
ANDRELLA: gracias. Besos y abrazos de vuelta y duplicados.
NIKI JANIKI: jajajajajaja, no, nadie murió, pero unos querían quitar la puerta del baño porque se atoró, ¡hasta le quitaron las bisagras güey! Yo también te quiero Janik, ojalá que haya muchas como la del viernes. Abrazo.
LIDIA: nelpas, el scrabble y el café no pueden sustituir el bailongo y la chela, ni de chiste; si aún queda algo de sensatez en tu alma... pagarás con una fiesta.
CARLOS: noooooooo ¿de verdad? ¿Y por qué no me saludaste? Seguro ibas con Esaú y César.Espero que te la hayas pasado chido, yo la pasé wowowowo.
GABRIELA: iré, pero más te vale que no sea algo para intelectuales, jóvenes escritores y esas cosas guic.

 
At 3:43 p. m., Anonymous Anónimo said...

Esta es la historia de un renacuajo que se llamaba Salterio y que nació en un pequeño charco de la ciudad capital. En ese charco vivían muchas criaturas extrañas y sobe todo malolientes. Uno no puede vivir en la ciudad capital sin tener que soportar criaturas malolientes, así que Salterio decidió salir del charco para buscar aventuras en ambientes más plácidos. Salterio había escuchado que las criaturas de su especie aparecían con la lluvia así que pensó que podría aprovechar la lluvia para escapar de la fetidez. Lo que le faltaba era la técnica para evaporarse y hacerse llover en otro sitio menos infecto. Finalmente lo consiguió (no sé cómo) y llovió sobre este cuento que trata sobre un renacuajo al que le disgustan las criaturas apestosas.
Yo a veces también quiero llover y caer sobre un cuento, sólo que no sé de qué trata el mío.
FIN

Nota: Cuando Salterio cayó, ya se llamaba Salterio. ¡Oh, criatura medieval!

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo