LA TROMPETISTA DE FALOPIO: TERCER PISO



TERCER PISO

A menudo no se puede hacer algo para que mejore un enfermo, pero casi siempre es posible ayudar a otros que sufren, tanto o más que uno, a causa del enfermo. Qué alivio sentí al ceñir a mi abuelo con los brazos, al lavar los trastos y limpiar la mesa para aminorar el trabajo de la abuela; al jugar aserrín - aserrán, al limpiar colitas preescolares, al dar un baño y arropar a María. Me dije, hoy hago esto, mañana me quedo a velar en el hospital. Pero mañana no hubo hospital. De nuevo el teléfono timbró a las tres de la mañana. En la madrugada acudimos al piso tercero del hospital, en el medio día al piso tercero de una funeraria.
Una sala lustrosa, de vitrinas, pisos y muebles lustrosos. Encumbrado el ataúd, plomizo, con relieves ornado, detrás de éste una corona, espiral de flores de dulce palidez y aroma. Cómo lastima este fúnebre cuadro, alma y sentidos, cuando uno forma parte de él, ahí, tendido sobre un sillón, con los recuerdos agolpados.
Ayer reímos al recordar sus chascarrillos, señor chocarrero, tío besos yo lo llamaba en mi infancia. Luego dejamos de reír y deseamos estar en ningún lado, pues donde estemos nos duele el presente, la navidad que viene, el año nuevo y sobre todo: la circunstancia de sus niños. Al final del día, como nos ha enseñado la abuela: hay que cuidar los seres que verdean.
« Home | Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »

16 Comments:

At 11:05 a. m., Blogger Nebe Gebhardt said...

Lavar los trastes en casa de quien sufre es mejor que cualquier condolencia verbal.

 
At 3:37 p. m., Anonymous el cuero cabezudo said...

Leía por ahí que no representa mucho consuelo para una señorita con dolor de muelas oír, de boca de una señora, que el dolor de parto es mucho peor. Y es que el sufrimiento emocional producto de la pérdida de alguien que se estimaba, más aún que el propio dolor físico, es una experiencia tan personal como el afecto mismo que se profesaban el que se marchó y el que se queda. Por eso lo que suelen repetir los simpatizantes con intenciones balsámicas en los funerales, pese a la buena intención, raramente pasa de ser nimio para los dolientes íntimos. Me concreto pues a hacerte saber que, en la medida de mi compresión necesariamente limitada de tu pérdida, te ofrezco mi solidaridad. Y la abuela es sabia: requieren de la familia los jóvenes que permanecen, la atención que el que se fue solía prodigar. Imposible que sea un substituto total, pero hay que esforzarse para que en conjunto se aproxime a tal grado. Un abrazo.

 
At 4:01 p. m., Blogger Edna Odette said...

Hemos tenido muchos tiempos felices y pocos muy pocos tan tristes. Un abrazo. Siempre queda el consuelo de los que estan y el consuelo para los que quedan.

 
At 10:48 p. m., Blogger Janik said...

Lo siento mucho Livi. :(
Cualquier comentario en estos momentos y de esta forma es siempre absurdo. Pero de verdad lo siento.
Janik

 
At 12:19 a. m., Blogger Lidia said...

cielos Livi, espero que esté bien. digo, es tonot decir eso, s´e bien qué se siente. Ayer pasé a la librería para ver si de casualidad estabas, y hoy te hablé por teléfono, apenas me vengo a enterar porque no estabas en casa.

Te mando un abrazotote.

 
At 1:48 a. m., Blogger Mitli said...

Kusa ni hite
kusa ni kaeru ya
tsuyu no tama



A la hierba viene
y hierba se vuelve:
una gota de rocío.


Shikaku

 
At 8:28 a. m., Blogger bandala said...

Recibe un abrazo muy fuerte.

 
At 8:56 a. m., Blogger ka! said...

Chaz Livi:

Repito, hasta donde la sinceridad y el fraternalismo que este medio pueda prodigar..en serio, mis condolencias más sinceras...un abrazo muy muy fuerte...y haz caso a la abuela, en serio...se tiene que cuidar lo que verdea.

 
At 12:09 p. m., Blogger Cerillo said...

¿Es dolor esto que siento? cuando sin querer brota de dentro un espasmo de sollozo.....
Luego a perseguir las verdes risas.

 
At 1:15 p. m., Anonymous Claudia said...

Decir lo siento no es suficiente, pero me permitiré apelar a los recuerdos y a la certeza de que él ésta vida la vivió bien, pues hasta el último momento se vió rodeado de amor, un amor que no se extingue y que con el tiempo se convierte en consuelo.

 
At 1:31 p. m., Blogger ANA PAO said...

HELLO!!! SIENTO YO Q EN ESOS CASOS NO HAY Q LAMENTAR NADA.... A MENOS QUE NO HAYAS DEMOSTRADO LO Q IMPORTABA PARA TI ESA PERSONA Y ESO NO SOLO SE VE EN EL ULTIMO MOMENTO SINO A LO LARGO DE LA VIDA

 
At 1:06 a. m., Anonymous licuado mental said...

No regresen a mi blog!

 
At 11:39 a. m., Anonymous Charro Montaperros said...

...( )...

 
At 6:54 p. m., Blogger La mentirosa said...

cuando estoy triste leo.. algo bonito como usted

 
At 7:26 p. m., Blogger fgiucich said...

La vida sigue y hay que arremangarse. Lo siento. Abrazos.

 
At 12:13 a. m., Blogger Trompetista de Falopio said...

GRACIAS POR LAS PALABRAS DE "ÁNIMO, ÁNIMO!" ESPECIALMENTE GRACIAS A MI MANA, PORQUE MANA SÓLO HAY UNA Y ES LA MÁS CERCANA EN ESTOS DÍAS TAN GACHITOS. Y TÚ ANA PAO: SE VE QUE NO TE HA TOCADO VIVIR ALGO ASÍ, Y SI TE HA TOCADO Y EN VERDAD SIENTES QUE NO HAY NADA QUE LAMENTAR, TAL VEZ PODRÍAS IR EN BUSCA DEL MAGO DE OZ.

 

Publicar un comentario