LA TROMPETISTA DE FALOPIO: HISTORIA DE UN TLACUACHE Y UNA REVUELTA BURGUESA.



HISTORIA DE UN TLACUACHE Y UNA REVUELTA BURGUESA.

Esto es ficción. No pasaría en México.

El tlacuache
Una asociación de padres de familia funda una escuela privada. Un señor abogado de laonda del amiguismo y el influyentismo dice: ¿ah sí? Pues quítense que ahí les voy. Mete en la cárcel al presidente de la asociación, se vuelve socio mayoritario, les echa policías a los maestros que se rebelan, continúa su carrera de abogado distinguido por sus trácalas y chanchuyos, corre injustificadamente a quien le lleve la contra, nos baja el sueldo, de un día a otro, así nomás por sus calzonzotes, nos niega el derecho a antigüedad, al seguro social y, háganme ustedes el favor: se postula para la presidencia de la CNDH, mientras tanto, cada martes, invita a sus amigos magistrados a uno de los planteles de la escuela, donde ofrece barra libre a cambio de un dinerito, questo quelotro: ¡salud!

La revuelta burguesa
Mientras cobraba inscripciones, esta alimaña abre la puerta para rentar el espacio a otra escuela. Cierran trato, a espaldas de los demás socios. No dice, sino que manda decir a trabajadores y a padres de familia: ahí se ven, la tlapalería cierra. Los maestros nos agachamos con el discurso del ya se veía venir. Pero los padres de familia: ni máiz, dijeron. Lo citan, se niega, acuden a oficinas pertinentes, redactan un documento, buscan medios, hacen volantes, los reparten. Una secretaria llama al señor Garralda: ay, dice nerviosa, mejor luego le llamo, y cuelga. Otra secretaria y yo nos saludamos y despedimos con un: ¡venceremos! Y nos reímos mucho. Trabajadores corren información confidencial a los padres, ellos la ventilan, se crean estrategias para proteger a algunos cooperadores. El papá dirigente se fanatiza, comienza a hablar del arcángel Gabriel que destruirá con su espada de fuego al abogado. Yo salgo de la prepa, me acerco al borlote, y TV Azteca me pide una entrevista. Está bien, digo, pero que me borren la cara y que me distorsionen la voz.
¡Que viva la revuelta burguesa!

Etiquetas: , , ,

« Home | Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »

8 Comments:

At 5:06 p. m., Blogger Violeta Vázquez-Rojas said...

El único momento en que los burgueses no son burgueses es cuando se revuelven, se revoltan, se rebelan... como se diga. La única revuelta burguesa fue la de 1789, y aún ahí, los burgueses eran los oprimidos, o sea que no eran lo que se llama burgués ahora. Usté déle a la lucha laboral, compañera. Y vencerán si no se agachan. Enhorabuena.

 
At 9:54 p. m., Anonymous Anónimo said...

Pero sin distorsionar la voz ni tapar la cara ¿Para qué? Si se va a rebelar, revélese también.

Anónimo incitador.

 
At 10:12 p. m., Anonymous Trompetista de Falopio said...

ANÓNIMO INCITADOR: lo que pasa es que la única oferta de trabajo que tenía (ía ía ía) era en la secundaria de la misma escuela.

 
At 11:46 p. m., Anonymous Anónimo said...

eh prima, pasame el link de la entrevista

 
At 8:02 a. m., Blogger fgiucich said...

Por qué taparse la cara, si la debe tener muy linda!!! Abrazos.

 
At 9:25 p. m., Blogger Esquina Tijuana said...

noooooooooo, qué va! eso no pasa en México...

 
At 8:29 p. m., Blogger Mefuthy said...

Acabo de encontrar este blog y temo que usté será la proxima culpable de que no haga la tarea temprano en la tarde como dios manda. Italo Calvino es de mis escritores favoritoos (soy yo o se está haciendo famoso?) Saludos!

 
At 6:41 a. m., Blogger fgiucich said...

Se la extraña, amiga. Que ande bien. Abrazos.

 

Publicar un comentario